Oda a la banqueta

OD(i)A A LA BANQUETA

Transitar es un derecho universal

Y aunque no todxs, de igual forma podemos caminar

Y que algunxs debemos rodar o bastonear

Tenemos el derecho de salir a pasear.

 

Entonces, porqué nos obligan a caminar

con la mirada baja para no tropezar.

 

Odio cuando me resbalo

Odio cuando llueve y caminar es inhumano

Odio tus coladeras destapadas

Y que me digas que no me debes nada

Odio tus rampas peligrosas e inadecuadas

Y que me digas que no me baje, que la banqueta es adecuada.

Paola Becerra

 

Todos los días se registran caídas, resbalones y accidentes en las banquetas del primer cuadro del centro histórico de la ciudad. Personas de la 3era edad, madres con hijxs¹ en brazos, personas con cargas excesivas como bolsas de mercado o diversos materiales.

Estas banquetas fueron parte de las obras de remodelación del Centro Histórico del gobierno estatal durante la gestión de Ivonne Ortega Pacheco, en el periodo del 2007 al 2012, invirtiendo en ellas 270 millones de pesos, provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (Diario Independiente Tribuna, 2015). Por la mala elaboración y gestión de las obras, el ayuntamiento de Mérida afirmó que “se niega a recibir estas obras”, provocando que las aceras se encuentren sin mantenimiento, sin regulación, ni monitoreo; causando afectaciones a las personas que en ellas transitan y no en lxs tomadorxs de decisiones.

Las aceras son resbalosas, y más en temporada de lluvias; tienen huecos por deterioros o registros abiertos a causa de que sus tapas se rompieron o simplemente desaparecieron; las rampas tienen mal diseño, pues no sólo son resbaladizas sino que además la inclinación es inadecuada y el descuido de las banquetas ya ha ocasionado daños por desgaste. Ante esta situación lxs usuarixs tienen que tomar medidas paliativas como rellenar o señalar los huecos con llantas, escombro o incluso plantas, simulando macetas o arbolado público (Diario de Yucatán, 2014) –la carencia de arbolado público, otro tema de ciudad que definitivamente necesita ser abordado- .

Las banquetas están lejos de ser simplemente espacios utilitarios para que lxs peatonxs caminen: son el primer y fundamental espacio público que posibilita una convivencia armoniosa y solidaria de las personas que por ella transitan, el intercambio de miradas, saludos matutinos, encuentro de viejas amistades, la señora que vende tortas en el paradero, el chico de las aguas… las personas interactuando constantemente y sin embargo, es también un espacio en donde se termina afectando, de todas las personas que por ahí transitan, a las más vulneradas. Las banquetas son la estructura esencial de la ciudad. Y, por demasiado tiempo, diversos actores urbanos han actuado en contra del derecho de toda la población de caminar con dignidad por la urbe (Verea, 2015).

SABEMOS CÓMO NO QUEREMOS NUESTRAS BANQUETAS, PERO ¿SABEMOS CÓMO QUEREMOS QUE SEAN?

Las banquetas deben estar permanentemente libres de obstáculos -postes, señalamientos, puestos, coches y camiones-. Además de que se adecúen con plenitud a nuestras necesidades de locomoción (acceso universal), climáticas, de imagen urbana, etc. Para esto es necesario no sólo contar con la normativa que nos diga cómo deben ser estos espacios, no basta con que sólo exista una regulación constante; para esto es necesario asegurar el buen estado de los pavimentos, las rampas en las esquinas, el arbolado apropiado que exigen tanto las condiciones meteorológicas locales como la muy dañada imagen urbana que padecemos (y que, lejos de ser un adorno, es una necesidad también básica).

Si bien existen normativas que hablan un poco acerca de “cómo deben ser nuestras ciudades”, no existe una que mencione cómo deben ser las banquetas, puesto que éstas se consideran como meros accesorios de la calle. Es importante la normativa se construya con una visión focalizada, de acuerdo a las condiciones específicas del estado y la ciudad y no intentando copiar otros modelos de ciudades.

Es bien sabido que las instancias gubernamentales no invierten tiempo ni recursos en conocer las realidades específicas de las ciudades, es donde entra la labor de denuncia y demanda de organizaciones ciudadanas como lo son los colectivos y agrupaciones que integran la Liga Peatonal y los que integran la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BICIRED), y como pretende ser el Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida, algunas de estas agrupaciones desarrollan investigaciones y propuestas aterrizadas a la realidad cotidiana que se vive en nuestras ciudades.

Ejemplo de éstas, es la Carta Mexicana de los Derechos del Peatón (Liga Peatonal, 2014), en la cual se enlistan 14 premisas…

  1. El peatón es el andante del espacio público urbano
  2. El espacio público es el espacio abierto a la ciudadanía
  3. La ciudad tiene a la persona como eje
  4. La accesibilidad universal se contemplará en todo proyecto de infraestructura en el espacio público
  5. Proteger la integridad física de las personas por encima de reducir los tiempos de traslado
  6. Las banquetas deben permitir el paso franco de cuando menos dos sillas de ruedas caminando lado a lado
  7. Los puentes o túneles peatonales son infraestructura para el automóvil y a la medida de éste
  8. La infraestructura vehicular no semaforizada (vías rápidas) representa barreras físicas
  9. La ciudad debe adoptar el criterio “Visión Cero” para el diseño de calles y velocidades
  10. La ciudad debe basarse en las necesidades de las personas, más que en la adaptación de éstas a la ciudad
  11. La señalización de la vía es para todas las personas
  12. Las calles, sin pretexto alguno, deben ser accesibles para todos los usuarios de la vía
  13. Ninguna persona tiene porqué morir por un error en las calles
  14. Los peatones tienen, como personas, la obligación de convivir con respeto con las demás personas

…Y cuatro derechos.

  1. El peatón tiene derecho a vivir en un ambiente sano y a disfrutar libremente del espacio público
  2. El peatón tiene derecho a vivir en centros urbanos organizados
  3. El peatón tiene derecho a que la ciudad le considere el uso y disfrute de amplias zonas urbanas
  4. El peatón tiene derecho, en particular a… -clausulas enlistadas a profundidad en la referencia-
  5. El peatón tiene derecho a una movilidad libre, segura, incluyente, continua y accesible.

Entonces, necesitamos 1) que exista normativa clara y eficaz a las necesidades locales, 2) que se materialice esta normativa en acciones e insumos adecuados y 3) que exista un genuino compromiso de todas las personas que se desenvuelven en el espacio público; para entonces, poder verdaderamente ir abonando a la construcción de la tan mencionada y poco entendida “Ciudad Humana”.

PORQUÉ ES NECESARIO PONERLE ATENCIÓN A ESTE TEMA

  • Porque México ocupa el 7mo lugar entre los países con más muertes por hechos de tránsito (Organización Panamericana de la Salud, 2013).
  • Porque 50 personas mueren diariamente por hechos de tránsito (Organización Mundial de la Salud, 2015)
  • Porque los hechos de tránsito son la primera causa de muerte en personas de 15 a 29 años (OMS, 2015).
  • Porque cada año, los hechos de tránsito causan la muerte de aproximadamente 1,24 millones de personas en todo el mundo (OMS, 2015).
  • Porque la mitad de las personas que mueren por esta causa en todo el mundo son “usuarios vulnerables de la vía pública”, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas (OMS, 2015).
  • Porque todas las personas, en algún momento, somos peatonxs. (figura 1)
  • Porque las calles peligrosas e inaccesibles imposibilitan a las personas con discapacidad a integrarse en el espacio público.
  • Porque si no se aplican medidas para evitarlo, se prevé que de aquí a 2020 los hechos de tránsito causarán cada año 1,9 millones de muertes (OMS, 2015).

Necesitamos #BanquetasLibres para transitar segurxs y con dinidad.

¹ La pluralización en masculino representa un orden social sexista que practicamos sin darnos cuenta. Por ello se utiliza la letra “x” al pluralizar y referirse a personas que pudieran ser hombres y/o mujeres.

Paola Becerra

@Dinosaurixx

Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida

Referencias

Diario de Yucatán. (27 de enero de 2014). yucatan.com.mx. Obtenido de http://yucatan.com.mx/merida/ciudadanos/trampas-en-las-aceras

Diario Independiente Tribuna. (3 de junio de 2015). Diario Independiente Tribuna. Obtenido de http://tribunacampeche.com/yucatan/2015/06/03/aceras-del-centro-de-merida-un-peligro/

Liga Peatonal. (11 de agosto de 2014). Obtenido de https://drive.google.com/file/d/0B81DUwAcETjVMEt4cWtRak1DeGd4eFFucDZMQzZVUHU3bHlz/view

Organización Mundial de la Salud. (mayo de 2015). Organización Mundial de la Salud. Obtenido de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs358/es/

Organización Panamericana de la Salud. (21 de enero de 2013). Organización Mundial de la Salud. Obtenido de http://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=552:mexico-ocupa-septimo-lugar-nivel-mundial-muertes-accidentes-transito-ops&Itemid=0

Secretaría de Gobernación. (16 de noviembre de 2011). Diario Oficial de la Federación. Obtenido de http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5220002&fecha=16/11/2011

Verea, J. P. (16 de noviembre de 2015). . Obtenido de Arquine: http://www.arquine.com/banquetas-libres-que-tan-libres/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.